Gran Primicia: El Misterio de un Cabriolé Hansom, en español

Un placer comunicarles que hoy nace al mundo literario mi proyecto de traducción literaria Colección Clásicos Policíacos, con la publicación por primera vez en español de la novela australiana

El Misterio de un Cabriolé Hansom

de Fergus Hume

Una auténtica obra clásica del género detectivesco, conocida sólo dentro del mundo angloparlante y que hoy tengo el orgullo de ofrecerles como primicia universal en su versión al español, para el deleite de los lectores hispanohablantes.

Ya la pueden encontrar a su disposición en AMAZON, tanto en formato digital Kindle, como impreso en tapa blanda y tapa dura.

Un regalo que les ofrezco para fecha tan especial como estas Navidades. Les aseguro que es una lectura exquisita no sólo por el género al que pertenece, sino por los rasgos con que la creo Fergus Hume, y con los que asentó las bases del clásico de detectives, en su tiempo y para la posteridad.

Fergus Hume, El Misterio de un Cabriolé Hansom. Trad. Ernesto Cisneros Rivera

Les comparto una probadita de la portada que tendrá mi trabajo de traducción sobre la fenomenal novela detectivesca clásica, del autor inglés-neozelandes Fergus Hume: El Misterio de un Cabriolé Hansom, y que está a unas cuantas horas de ver la luz para que llegue a las manos de ustedes, traducida por primera vez al español.

El Misterio de un Cabriolé Hansom

El conductor de un cabriolé hansom, de la próspera ciudad de Melbourne, en la provincia de Victoria, Australia, descubre que su joven pasaje está muerto y todo señala que fue asesinado.

El conductor llega con su carga fúnebre a la estación de policía y, a partir de ese momento, comienza toda una muy complicada búsqueda del culpable.

Por varios días, la identidad del difunto permanece oculta, pues nadie sabe de quién se trata y por más informes y datos que han soltado las autoridades, de forma directa o a través de la prensa, no hay indicios de quién pueda ser.

El caso se pone en manos del detective de la policía, Mr. Gorby, quien tras una serie de pesquisas llega a la conclusión de que el único culpable del homicidio es uno de los jóvenes más prominentes de Melbourne, Brian Fitzgerald, un aristócrata irlandés que fue a Australia a hacer fortuna, tras la ruina familiar.

Brian guarda un secreto que le fue revelado en los barrios bajos de Melbourne, por parte de una mujer moribunda, Rosanna Moore, que in illo tempore fue una conocida artista de burlesque. El secreto que ésta le descubre a Fitzgerald, concierne tanto a su prometida, Madge, como al padre de ésta, Mr. Frettlby, el hombre más importante y acaudalado de toda Victoria. El dar a conocerlo implicaría la ruina moral del futuro suegro y, peor aún, la desgracia irreparable de Madge.

El problema radica en que la coartada de Brian, para derribar la falsa acusación por homicidio que le ha caído, sería indicar por qué estuvo en los barrios bajos de la ciudad, a la hora en que se hubo cometido el delito. Para el joven, esto está fuera de cuestión, pues no puede llevar a su amada al destino fatal que le espera si se conoce el secreto en cuestión.

Con la habilidad y destreza del mejor abogado litigante de Melbourne, Calton Duncan, y la puntual reaparición de la testigo crucial para Brian, Sal Rawlins, quien se hallaba perdida, es que Fitzgerald logra quedar exonerado del cargo; aunque el crimen permanece irresoluto.

Durante el proceso legal, entra en acción un segundo detective, Mr. Kilsip (rival profesional de Gorby), como colaborador del abogado Calton, el que con paciencia y perseverancia logra resolver todo el caso.

El secreto que tanto martiriza al joven Fitzgerald (y que termina por descubrir Calton), tiene implicaciones mayores, pues no sólo llevaría a la ruina social y económica a Mr. Frettlby, así como a un destino nefasto a Madge, sino que hace resurgir negras sombras del pasado (tanto de Frettlby como de Moore); involucra también a Sal Rawlins (la joven con cuyo testimonio queda exonerado Brian), al hacerla víctima inocente del mismo secreto; y en el presente de la trama, descubre insospechados lazos entre miembros de la alta sociedad melbournesa y algunos otros de los barrios bajos de la ciudad, entre Rosanna Moore y el joven hombre asesinado en al cabriolé, así como también desencadena una serie de chantajes ante la amenaza de revelar la verdad, y en la que el occiso participó de manera activa.

Con gran realismo (al punto que en su época, 1886, se pensó que la trama de la novela se basaba en un hecho real); sentando las bases del género detectivesco clásico, y con total apego a las formas legales de investigación criminal de la Gran Bretaña victoriana, Fergus Hume, el autor de esta novela, logra atrapar a su lector con su opera prima y mayor éxito editorial, por un lado, así como influye en autores tan connotados como sir Arthur Conan Doyle para la creación de su obra, por el otro.

Es mi placer, entonces, participarles que está a horas de salir a la luz mi traducción al español de esta gran novela de lengua inglesa The Mistery of a Hansom Cab, El Misterio de un Cabriolé Hansom, a fin de que llegue al ámbito de los lectores hispanohablantes (quienes no tenían acceso a este clásico del género misterio-policíaco), y con la que inicio mi proyecto de traducción literaria titulado Colección Clásicos Policíacos.

HUME, Fergus. El misterio de un cabriolé hansom. Trad. de Ernesto Cisneros-Rivera. EUA: 2021. Colección Clásicos Policíacos.

Fergus Hume, un reto de traducción

Fergus (Fergusson Wright) Hume (1859–1932), fue un autor de novela policíaca, de manera predominante, que se caracterizó por la estructuración de sus tramas (novedosa, para su tiempo y tan habitual hoy día, dentro del género de misterio y policíaco); por buscar un realismo verosímil, y por tener una producción continua y nutrida. Su fama dentro del mundo de las letras de lengua inglesa es indudable, lo cual llegó a reflejarse en la influencia que tuvo sobre muchos autores posteriores o más o menos contemporáneos a él. Desde sir Arthur Conan Doyle hasta Agatha Christie, junto con el resto de los representantes del género clásico policíaco (el detectivesco), continuaron y modelaron los recursos literarios que caracterizan a la obra narrativa de Hume: confundir al lector con más de un sospechoso, armar tramas creíbles y realistas, y darle ese toque legal en las investigaciones que se desarrollan durante el relato. Esto, más el hecho de considerársele como el iniciador del género policíaco dentro de las incipientes letras australianas, es lo que le ha dado ese sitio tan especial que tiene dentro de la literatura de lengua inglesa.

Mi encuentro con Fergus Hume fue fortuito (que no, por azar), pues fue hasta que emprendí mi búsqueda de narrativa inglesa y norteamericana de misterio-policíaca, que di con él y con su texto más ilustre, cuya traducción estoy poniendo a consideración de ustedes lectores.

Tras investigar acerca de él y de su novela The Mistery of a Hansom Cab, y tras conocer la importancia que tiene tanto el autor como esta su obra primigenia dentro del género detectivesco clásico, me entregué a la lectura detallada de esta obra, al ser lo anterior razón más que suficiente para decidirme a ello. La sorpresa que me llevé fue grande, pues me topé con un texto bien estructurado; cuyo estilo impecable se particulariza con los maravillosos extras de retratar, con todo realismo, una parte de la vida en los bajos fondos de la ciudad de Melbourne, y de recurrir al típico sentido del humor británico, en los momentos justos. La trama tan atractiva, en que envuelve al relato, fue como la cereza que corona a un pastel.

Saber, además, que la fama de Fergus Hume sólo se limitaba al ámbito de lengua inglesa, para menoscabo de los lectores no anglohablantes aficionados a la novela policíaca, fue lo que me impulsó a enfrentar el reto de traducirla al español para ofrecerla a ellos y permitirles acceder a obra tan gratificante.

Este reto me puso a prueba, de manera particular, al momento de trabajar los capítulos en donde Hume recurre al retrato vívido del lenguaje y contexto cultural de quienes habitaban, para la época en que se escribió y situó esta novela (1886), los barrios bajos de Melbourne, a las afueras de la calle Little Bourke, así como de aquellos otros personajes cuyo estrato sociocultural es bajo. Reproducir en español comprensible la crudeza, agresividad e idiosincrasia, así como el entorno cultural, de esta jerga, fue tarea delicada, pero no fastidiosa ni imposible, y solo confío en que la solución que propongo (siempre perfectible) haga justicia al contenido original y permita a los lectores meterse en contexto y comprehenderlo.

No deseo extenderme en estos menesteres de traductor, pues más bien me preocupa que quienes favorezcan mi labor para esta gran novela con su lectura, queden convencidos de que tanto trama, como personajes, ambientación y estilo narrativo hacen de Fergus Hume un importante autor, y de El Misterio de un Cabriolé Hansom, un clásico indiscutible del género detectivesco, lo cual no podía seguir ignorándose dentro de nuestra cultura hispanohablante.

La última palabra, sin duda alguna, la tienen ustedes lectores, y sólo espero haber honrado con justicia la narrativa de autor tan principal.

Ciudad de México, a 13 de diciembre de 2021.

Fragmento de la «Introducción», en Fergus Hume, El Misterio de un Cabriolé Hansom. Trad. de Ernesto Cisneros Rivera. EUA: 2021.

Un Clásico, Ignoto, del Género Detectivesco en Lengua Inglesa

Fergus Hume (1859-1932) fue un autor inglés-neozelandés de novela policíaca, muy reconocido dentro del mundo angloparlante y muy admirado por los autores más célebres del género, muchos de los cuales lo tomaron como modelo para desarrollar su narrativa (Arthur Conan Doyle). Su trabajo se caracteriza no sólo por centrarse en el rigor estructural y temático de la novela policíaca, sino que procuró distinguirla con rasgos de realismo, lo que le da un toque particular (como lo muestra en su primer y más famoso texto de The Mistery of a Hansom Cab).

Nacido en Powick, Worcestershire, Inglaterra, de muy pequeño mudó residencia junto con su familia a Nueva Zelanda, en donde pasó toda su infancia y juventud. Tras su estudios universitarios de abogacía y una breve experiencia laboral, se trasladó a trabajar a Melbourne, Australia, en donde vivió y ejerció su carrera: dato por el cual muchas veces se le consideró como autor australiano. Empezó a desarrollar su vocación literaria (sin abandonar el ejercicio legal) cercano a los 30 años de edad, y lo hizo creando obras dramáticas. No obstante, la imposibilidad que se le presentó para ver representada su obra, lo decidió a intentar por otra vertiente, por lo que se decantó por la novela, en específico, la del género policíaco. Su modelo a seguir fue el famoso narrador francés Émile Gaboriau (1832-1873), y el resultado de ello fue algo que le cambió la vida. En 1886, Hume se arriesgó a autopublicar su primer novela policíaca, The Mystery of a Hansom Cab, la cual le abrió el camino del éxito literario pues se convirtió en un texto de altas ventas y, con el paso de los años, en una obra imprescindible del género.

Esta entrada por la puerta grande al universo literario lo motivó a regresar a Inglaterra, donde permaneció hasta el fin de sus días y en donde se dedicó de tiempo completo a la creación literaria. No dejó de escribir hasta su último año de vida. Fue además un autor prolífico en su producción. Falleció en 1932.

Se distinguió por llevar una vida personal discreta y sencilla, al punto de que no dejó fortuna al morir y de que el sitio en donde se le inhumó, ni siquiera fue señalizado con sus datos. El académico, columnista y escritor inglés John Sutherland, afirmó de Hume y esta gran novelai:

“..la novela detectivesca y de misterio más popular y sensacional del siglo.”

i John Sutherland (1990) [1989]. «The Mystery of a Hansom Cab». The Stanford Companion to Victorian Literature. pp. 454–455. [Fuente: Biografía de Fergus Hume en Wikipedia en inglés (https://en.wikipedia.org/wiki/Fergus_Hume), consultada el 12-XII-2021. ]

Colección Universales de la Literatura: El Oficial Prusiano

Con mucho gusto les comunico a todos que ya salió a la luz El oficial prusiano, de D. H. Lawrence, en mi versión al español, obra con la cual se inaugura mi proyecto de traducción Colección Universales de la Literatura, a la que se irán agregando mis traducciones de poetas y narradores anglosajones y germanos de los siglos XIX y XX.

El oficial prusiano lo pueden adquirir tanto en formato impreso como Kindle.

Les comparto la sinopsis del relato, así como el enlace a la página Amazon de esta publicación.

Gracias a todos por su gentil atención y apreciaré mucho el que me apoyen corriendo la voz.

«El oficial prusiano (relato que intitula el primer cuentario publicado por D. H. Lawrence, en 1914) es la historia de un capitán de infantería del ejército real prusiano, aristócrata arruinado, atractivo y de edad madura, quien queda relegado en ese rango del que jamás ascenderá (por la deshonra de haber perdido su fortuna en las apuestas), y de su joven ordenanza, un apuesto muchacho montañés, burdo y sencillo, que cumple su servicio militar con el capitán.

El oficial es el epítome de la disciplina castrense dura y rígida, y su persona, la del hombre temido por su carácter explosivo e impaciente. El ordenanza es un muchacho acostumbrado a obedecer y servir con total discreción. No obstante, el contraste de su personalidad con la de su amo lleva a éste al extremo de no tolerarlo y darle un trato humillante, injusto y cruel; mientras que al joven lo hace perder la confianza en sí, germinando en su interior un mezcla de odio y miedo intenso.

Este vínculo entre el hombre maduro y el joven, entre un superior y su subordinado, bien podría ser uno típico permeado por los prejuicios sociales del aristócrata hacia el montañés. Sin embargo, esa presión ejercida y recibida, respectivamente, no parece surgir del prejuicio, sino de lo más profundo y escondido del alma del oficial. A nosotros, como lectores, nos toca descubrir qué hay de fondo en esta relación tan compleja y dramática. El final paradójico que le da Lawrence es el guiño que nos regala como confirmación de que en la base de la vida humana no es poco común la presencia de la pasión.»

Cubierta del libro  EL OFICIAL PRUSIANO, de D. H. Lawrence. Trad. de Ernesto Cisneros Rivera.
A %d blogueros les gusta esto: