Un bello día

Un bello día, relato breve de Ernesto Cisneros-Rivera en El Hostal del Narrador.
Aquí les dejo una muestra más de mi cuentística, a fin de mantener un equilibrio entre mis reflexiones y testimonio sobre mi visión narrativa, y los productos que han surgido de ella.
Un bello día
La magia de la hermosa voz de soprano que tenía María, con esos timbres cristalinos en los agudos, esa pasta casi marina en la media voz y esa potencia en los graves, no tenía igual. Así se lo habían dicho sus maestros de canto cuando, en su adolescencia final, comenzara a tomar clases con ellos. María era infinitamente feliz cuando su garganta y su caja toráxica vibraban. Ahora, en su madurez de vida y de voz, la magia persistía, pero fortalecida con la experiencia. Con los ojos cerrados y las enguantadas manos cerca de su corazón, María cantaba esa tarde el aria de la esperanza de Cio Cio San. Su audiencia la escuchaba enmudecida; con probabilidad, suspendida de la emoción de su voz y de la exquisita y tan sentida música de Puccini. María, una vez más, se entregó a la música y a la letra, dejando que su espíritu fluyera feliz.

“Un bel dì, vedremo
Levarsi un fil di fumo
Sull’estremo confin del mare,…”

Llegó al clímax de la melodía y su voz mantuvo el agudo con pureza de línea perfecta, hasta que se extinguió con suavidad. Terminada el aria, un silencio absoluto la rodeó y, sin abrir aún los ojos, quiso retener unos segundos más esa sensación que la embargaba. Entonces se oyó el estruendo. En la calle, un taladro neumático reanudaba su labor. María abrió los ojos, estaba en su cocina ante la tarja, con las manos enguantadas en hule y ocupadas en lavar los trastos del desayuno. Retomó su cotidiano quehacer y no volvió a distraerse más. En su cabeza, resonaban las palabras que tantos años atrás le dijera su padre: “M’hijita, tú no tienes presencia para los escenarios… regordeta y chaparrita… ni eres bella… será un milagro si logramos encontrar a alguien que desee casarse contigo.”

“Tutto questo avverrá te lo prometo.
Tienti la tua paura, io con sicura fede
L’aspetto.”

México, D. F. 2016

D.R. © Ernesto Cisneros Rivera. 2017
Ciudad de México

Anuncios

5 Comments

  1. Un bello sueño todos tenemos, aunque a veces nunca se cumple.
    Buen relato sobre lo que pasa a la mayoría de nosotros.
    Al margen de eso te comento que con el texto abierto no me deja poner “me gusta”.
    Un caluroso abrazo, y por cierto que aquí hace bastante calor.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s