Poetizar o no poetizar, sigue la cuestión

Con motivo del interés que despertó el post anterior (Poetizar o no poetizar, he ahí la cuestión), los comentarios extensos que algunos de ustedes me hicieron el favor de dedicarle, hasta incluso el motivar una entrada nueva en el blog del buen amigo Ramón Fernández (Poesía a juicio), es que creo indispensable darle una continuación con la publicación de esta entrada. Recapitulando de forma rápida: en el post ya mencionado lancé una serie de preguntas acerca de la supervivencia o muerte de la creación poética actual y tras el desarrollo de mis divagaciones, terminé con una breve, pero creo que significativa, modificación a la interrogante inicial de “poetizar o no poetizar, he ahí la cuestión” por “poetizar o no poetizar, ¿he ahí la cuestión?”, es decir, ¿el hecho creativo actual de hacer poesía es en realidad lo que está en la cuerda floja? o lo que gira en torno a ello es lo cuestionable.

En sí, no me cuestiono si yo he de seguir poetizando o no, pues es algo que no pongo en duda, al ser parte de mi necesidad vital. Pero hay algunas cuestiones que tengo claras y son: poetizar no es al gusto, sino por una necesidad interior de expresar nuestra psique a través de la bondadosa concentración que implica la poesía; y no creo en la creación poética sin lectores como tampoco creo en la creación artística sólo para uno (cuando el acto creador lleva implícito el difundir, el compartir su resultado), lo que siento que aleja todavía más a los lectores. Mis interrogantes (que sigo sin responder de forma sarisfactoria) van dirigidas no al destino de mi quehacer poético, sino al de la poesía, en el sentido de si podrá continuar o no, o de que continúe en qué manera.

Me queda claro que a quienes hacemos poesía y que quienes leemos poesía no deseamos su fin, pues comprendemos la función sanadora del arte, y la función sanadora y hasta motivadora que tiene la poesía. Sin embargo, ¿qué tan válido es crear versos con los que me sienta complacido y eso sea más que suficiente? ¿Qué tan riesgoso sería mantener al lector fuera de mi objetivo creador? Vaya, habría que detenerse un momento y preguntarse: ¿Para quién no escribo mis versos? (Sí, leyeron bien, ¿para quién no…?) ¿Sería prudente continuar poetizando sin considerar las circunstancias actuales de la creación poética? ¿No sería ir por una vereda con escollos que se van acumulando y los cuales pueden taponarla, impidiéndonos el paso?

El placer estético de la poesía (tan necesario y nutritivo para el espíritu) no está en duda, pero llegar al punto en que dejara de estar viva y pasara a ser un artículo más del museo de la memoria, pero ya no de la actualidad, no es nada halagüeño. ¿Seguir creando un objeto artístico que ya nadie consume? Pienso que tanto poetas como lectores de poesía tenemos la responsabilidad de analizar el punto en el que nos encontramos y a partir de que detectemos cuáles son las aristas y las comprendamos, pues entonces tomar las medidas que ayuden a revitalizar uno de los géneros literarios que ha acompañado a la humanidad desde siempre y desde antes (sin duda) que la narrativa, al ser la verbalización del ritmo y de la música (los cuales, desde mi perspectiva, fueron los dos primeros fenómenos del arte que desarrolló el ser humano).

Por supuesto que no se trata de doblegarse a exigencias y demandas ajenas y que sólo laceran al acto creador. Es tratar de encontrar cuándo y dónde se perdió la brújula que los poetas de antaño habían inventado para navegar por la vida y que ayudaba a sus lectores a sobrevivir y a crecer. Es conocer como lector cuándo y por qué empezó a sentirse éste ajeno a la poesía, cuándo y por qué terminó por cerrarle su puerta para ya no dejarla pasar. Es, entonces, hacerse muchas más preguntas de las que yo he lanzado en estos dos posteos, porque creo que a través de ellas sabremos por dónde retomar la vía de la verdadera poesía, la que como creadores damos, la que como lectores recibimos.

Antes que esclarecer, creo que he puesto más dudas; pero es la única forma que entiendo para distanciarme del hecho, para dejar de pensar como sólo poeta que crea versos menos o más satisfactorios, para comenzar a empatizar con esos lectores perdidos de la poesía, para observar el entorno actual en que me ha tocado ser autor. No somos una rara avis y no es sano que nos consideremos así. Tenemos la facultad de comunicar a otros nuestro pensar y sentir, nuestra experiencia y reflexión por medio de un delicado manejo de nuestra lengua. No estamos en un soliloquio, sino en un diálogo, el del bardo y su público. Por todo esto, vuelvo a cerrar esta entrada como lo hice en la que le precedió: “Poetizar o no poetizar, he ahí la cuestión. ¿He ahí la cuestión?”

D.R. © Ernesto Cisneros-Rivera. 2017
Ciudad de México
Anuncios

17 comentarios

  1. Hacer poesía, esa es mi respuesta, ponerla de moda de nuevo luchando por y para ella, movilizando a todos y concienciando a todos. Pero pienso también que la poesía jamás se quedará como un recuerdo de museo, eso no puede suceder, puede tener como todo momentos álgidos y decadentes, pero siempre de una manera u otra renace, va formando retoños, aunque como todo el arte, vaya progresando. Yo pienso que todo aquel que escriba poesía ha de luchar por defenderla y llevarla a lo más alto. Formar un grupo de poetas de calidad sería muy bueno, porque la Unión hace el poder, pero yo lo que veo que para ser leídos, tambien los poetas y en conclusión todos los escritores debemos leer a los demás, ser condescendientes y respetuosos con todos los géneros literarios también influye, un prosista leerá poesía y viceversa , y de esta forma apoyamos el arte y nos animamos y entendemos. Hay demasiado egocentrismo y eso no es bueno para nadie. Yo no leía libros de fantasía y ahora los leo y he descubierto que me gustan. Besos a tu corazón.

    Le gusta a 3 personas

    • Te ag radezco el tiempo que has dedicado para desarrollar tan valioso comentario. Creo que no podrías haber respondido con mayor precisión. Comparto tus reflexiones y Julie también resalta algo crucial que has escrito: “el egocentrismo” que permea en nuestros tiempos. Eso ha venido a dar al traste con infinidad de nuestros valores más esenciales.

      Quizá ahí haya una rendija por la que la poesía y los poetas podamos colarnos para romper esa peculiar barrera que parece haberse levantado entre lectores y creadores líricos.

      Te mando un grande y afectuoso abrazobeso, amiga.

      Le gusta a 2 personas

  2. María del Mar ha dicho algo muy importante, además de lo que tú, Ernesto nos has expuesto, “Hay demasiado egocentrismo” y ese es un gran enemigo del poeta. Por ejemplo, yo tuve una época en la que frecuentaba círculos literarios, y luego me aparté, porque me di cuenta que allí no aprendía nada, y que
    lo que reinaba era eso, “egocentrismo”,y no, nadie escuchaba a nadie, y sólo se leían poemas que se lanzaban al vacío más triste… No volví a estos círculos. Me aparté. Más tarde quise concursar con mis libros que ya sudaban polvo en la estantería, y mandé a los concursos, hasta que me di cuenta que ni leían mis libros y que los premios ya estaban dados. Hay mucha manipulación, promoción, intereses creados… Más tarde formé parte de un jurado, y querían dejar desierto el premio, y yo me llevé leídos todos los libros que participaron y había dos que merecían premio según mi criterio, les invité a discutirlos al resto del jurado, me di cuenta que NO los habían leído… En España no se dan apenas clases de poesía, creo que es un fallo educativo también. Y ¿para quien no escribes? me resulta muy triste pensar que en este mundo exista una sola persona que no quiera leer poesía, por lo tanto escribo para quien me quiera leer. No puedo dejar de escribir para alguien que no me quiera leer… seguiré escribiendo, porque ser poeta es una forma de ser y de estar en este mundo y si a una persona que nunca ha ido a la escuela le gustan los ripios, yo escribiré un ripio para esa persona .
    No puedo separar mi poesía de lo que soy y hago. Entonces hay que POETIZAR, primero siendo más humildes, acercándonos más a la gente normal, cambiar el lenguaje abstracto por el lenguaje sencillo, para que nos entienda todo el mundo, como diría Machado: “Da doble luz a tu verso,/para leído de frente/ y al sesgo.” Creo que hay que desintelectualizar la poesía y rasgar el egocentrismo. Hay que hacer ver a la gente que la palabra es importante y que la poesía puede salvar al mundo de tanta necedad, porque está hecha de y con amor. Y creo que para nada nos estorba la métrica, que un poeta ha de saber escribir un soneto igual que un poema libre, crear con y sin métrica… Porque como dicen en el país donde yo estudié, uno puede ser libre, cumpliendo la ley.
    Espero haber aportado algo a tus preguntas.Mi abrazobesoverso fuerte.

    Le gusta a 6 personas

    • Estoy totalmente contigo, y expongo algo más, leyendo se aprende, siempre se aprende de los demás, y la poesía es dulce, y un dulce a nadie puede amargar. Utilizar palabras más sencillas para que todos entiendan lo que el poeta quiere transmitir es lo verdaderamente meritorio, mucho más que poner palabras rebuscadas, palabras que muchas veces no tienen sentido, un poema sin sentido como una prosa sin sentido no llama al lector, leen al poeta una sola vez, pero el siguiente poema, sólo ver el autor pasan de leerlo. Hago hincapié en leer a los demás, aprender de los demás, no creernos superiores y pensar que nuestro trabajo merece ser leído y los de los demás no. Así la poesía se queda en el rincón oscuro que crea la prepotencia de un autor. Los poemas son hijos, y no podemos ignorar a los hijos del vecino porque los nuestros serán ignorados, entonces todos serán ignorados. Abrazos y besos a vuestros corazones.

      Le gusta a 4 personas

      • Escritor que no le mucho más de lo que escribe, no es escritor. Ser humildes y no sentirse rara vis es la clave, como lo he señalado en el post.

        La sencillez resalta tanto un gran contenido, que se pierde al revestirlo de “culteranismos” vanos y que sólo se han escrito para llenar la vanidad de su autor. Todo debe tener un por qué y un para qué a la hora de poetizar y si la pieza requiere de lenguaje más especializado, es porque acentuará su contenido y dará mayor valor estético a la obra.

        Gracias por tu puntual y brillante comentario que completa a tu anterior. Abrazobesos grandes, María del Mar.

        Le gusta a 3 personas

    • Has aportado muchísimo, querida Julie, tu comentario está lleno de ideas y reflexiones que bien podría haber sido un entrada completa, por el valor y la cuantía de todo lo que compartes. Concuerdo contigo en todo lo que señalas (incluídos los círculos, concursos y agregaría yo, talleres de creación literaria). Como bien resaltas, María del Mar puntualiza muy bien con “el egocentrismo” que permea por todas partes. En mi respuesta a su comentario le escribí y lo reitero contigo, amiga querida, quizá ahí tenga la poesía su rendija para revitalizarse Al atacar el problema e intentar revertirlo. En el fondo, la mayoría que está inmersa en ese egocentrismo no está conforme ni es feliz.

      Gracias por tus luces, Julie. Abrazobesosversos enormes.

      Le gusta a 4 personas

  3. Me está encantando que se susciten todas estas cuestiones de las que podemos aprender, sin duda, y que pueden poner el granito de arena para que la poesía tome el valor y peso que le corresponde y así ocupe su lugar en este mundo de aquí y ahora, que es el que hay y el que toca. Mi abrazo

    Le gusta a 2 personas

  4. Creo que se ha perdido un poco la sensibilidad en la gente.
    Y no tiene tanto que ver con los estudios.
    Recuerdo en una clase de literatura una estudiante de medicina que decía que le daba asco la poesía de Antonio Machado.
    Otro expresaba que no entendía la poesía de Borges, y él escribía cerrado e incomprensible.
    Mi humilde opinión es que es una cuestión de modas.
    Además nos estamos acostumbrando a la falta de sensibilidad, cosa imprescindible para entender la poesía.
    Pero por suerte (como dijo aquél poeta) mientras exista un poeta habrá poesía.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s