Calipso

Aquí les comparto mi primer experimento dentro del teatro hiperbreve en su modalidad de monólogo que, como les platiqué en De como quedó el escenario, metí a concursar y que (para cumplir con los requisitos del subgénero) readapté de la escena inicial del segundo acto de mi drama inédito Ítaca. Me dio, además, la satisfacción de obtener una mención honorífica (Concurso Internacional de Microficción “Garzón Céspedes” 2008) y fue mi segundo texto publicado.

Calipso

Calipso, joven doncella.

Lugar: Isla de Ogigia.
Epoca: Grecia legendaria, alrededor del 1200 a. C.

Escena única

Pequeña estancia de la casa de Calipso.

(La escenografía, es muy sobria. No hay muros circundantes, sino oscuridad. El suelo se marca con luces de colores. La parte central del foro se circunda de cuatro columnas circulares.

El vestuario de Calipso es: túnica rectangular larga de una pieza (estilo camisón) con mangas al codo, ajustada a la cintura con un cinto de cuero; manto grande rectangular llevado a modo femenino. La indumentaria es de lana en colores vivos. Lleva cabello largo, trenzado. Va descalza.

Al iluminarse el foro, Calipso aparece recostada sobre un triclinio de madera cubierto de pieles. Es de noche y la intensa luz de una luna llena, que entra por una ventana simulada al fondo, ilumina con brillantez la penumbra de la estancia. Calipso mira en dirección a esa ventana.)

CALIPSO.- ¡Qué hermosa y tersa te ves esta noche! ¡Cuánto quisiera preguntarte! ¿Me contestarías lo que anhela saber mi corazón? ¡Dime siquiera, si ha de volver! ¿Por qué no me respondes? ¿Por qué te portas esquiva? ¡Ay, luna, indícame dónde se halla! ¿Por qué no te compadeces? ¿Te has olvidado de él? ¿Es que no lo recuerdas ya? ¿Sabes? Le di todo lo que tenía: espíritu, carne, consuelo, amor. ¿Qué me dio él? Ternura y tres hijos, pues nunca me pudo entregar su corazón. ¡Era de otra, me dijo! ¿Lo viste sonreir? No era feliz. ¿Lo viste acariciarme con ternura? Sólo era agradecimiento… ¡Si tan sólo volviera a mí…! ¿Qué voy a hacer con tanto amor…? Al ver a mis hijos, lo veo a él y el recuerdo me duele. ¡Y lo tuve que dejar ir! Amándolo tan intensamente como lo amo… ¡Contéstame entonces, luna! ¿Cómo voy a seguir sin él? Cierro un momento mis ojos y siento su cálida piel, sus brazos fuertes a mi alrededor, su pecho latiendo contra el mío, sus dedos entrelazándose en mi cabello, sus labios rozando mi rostro, su voz inundándome toda. Lo oigo narrándome sus hazañas, su doloroso peregrinar. Lo miro describiéndome la fiera dulzura de su patria… la nostalgia abrumadora por su hogar. Lo recuerdo en silencio, observando muy fijo hacia el océano, sufriendo de amor. ¿Recuerdas, luna, cuánto le rogué? Mis lágrimas humedeciendo su túnica, ansiando punzarle el corazón. Mis súplicas tan sentidas, mis caricias ansiosas de retenerlo, mi voz angustiada ante la pérdida, mi corazón rasgándose sin poder evitarlo… ¿Y si dejo que me invada el sopor? (Se acuesta en el triclinio y se dispone a dormir, mientras se nubla la luz de la luna, quedando una suave penumbra.) ¿Y si dejo que me bañes con los raudales de tu luz? ¿Y si entonces retorna a mí? ¿Y si escucho su voz llamándome con pasión: Calipso… Calipso…? ¿Y si me mantengo quieta, completamente en silencio? ¿Y si entonces despierto muy lento y lo abrazo fuerte, contra mi corazón, para no dejarlo ir? (Empiezan a oirse truenos lejanos que poco a poco se van aproximando.) ¿Luna… lo escuchas…? ¡Es él…! (Extiende los brazos, así acostada, como queriendo abrazar a alguien.) ¡Amado mío… por fin has vuelto a mí…! (Trueno sobre el lugar y un relámpago ilumina por un momento la escena. Se oye ruido de lluvia que rápido se convierte en tormenta.) ¿Odiseo…? ¡Odiseo… ! ¡Ay, luna, me has traicionado! (Se cubre la cara con un brazo y rompe a llorar.) ¡No te burles… no te burles de mí! (Oscuro.)

México, D. F., a 30 de agosto de 2008.

D. R. © Ernesto Cisneros Rivera. 2017

(“Calipso”/”Monólogo en una escena”, en Gaviotas de azogue. España:CIINOE/COMOARTES, 2009. No. 80, pp. 32.)

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s