Una intensa sensibilidad

Mi cuarta huésped en Hostal del Escritor, es una española que rezuma sensibilidad de una elegancia y delicadeza que sólo atino a comparar con la cristalinidad de un arroyo que avanza despacio, sin tropiezos, a fin de poder absorber toda la riqueza del cieno sobre el que fluye y poderlo entregar a quienes abrevan de sus aguas. La obra lírica de la poetisa hospedada esta semana es sosegada, transparente, pero con una carga profunda e poderosa (que sabe administrar con sabiduría) de emoción, de sentimientos y de profunda reflexión sobre la vida y el entorno. Y como bien lo afirma de ella otra inspirada poetisa, Isabel Fernández Bernaldo de Quirós: “…es LA POESÍA. Domina tanto la poesía libre como la sujeta a métrica. Su capacidad lírica ha nacido con ella, creció con ella y sigue viviendo en ella. Presumo no sólo de ser una gran amiga suya, sino de conocer bien su obra, y te aseguro que es un “crack”; ella merece el trono en este reino de la lírica.” Sin más, pues todo está dicho sobre ella, es un grande honor compartir con ustedes dos piezas publicadas en su blog poético El tiempo habitado’s weblog. Para todos ustedes, mis queridos lectores, la voz de la enorme poetisa peninsular Julie Sopetrán.
Los suspiros de los colores pálidos

La ola sube
la ola baja
yo guardo sus espumas
en mi tinaja…
Burbujas de colores
grises, azules, blancas.
Soy el viento en mi boca
recreo brisas
son los suspiros del agua en el aire
que traen espumas de colores
grises, azules, blancas…

Soplo, soplo hacia el cielo
soy el viento
entre los árboles cercanos:
mi aliento juega
con el mar.

D.R. © Julie Sopetrán. 2010
España

A una piedra
Cubierta de musgo, la piedra entre las ruinas
soporta los azotes del viento
me siento junto a ella, la miro, no hay yeso en su piel
tampoco es una piedra rodada ni un guijarro,
inamovible, sonriente, eterna
me atrevo a preguntar si tiene madre
si todavía existe su cantera o la enterró el paisaje de los siglos
¿qué manos la pusieron en el arco toscano
qué desazones pétreas limaron su linaje
por qué está sola y sangra entre los musgos su cara sin fisuras?
Y le pregunto cuántos años tiene
cuánto ha sufrido y por qué sonríe
me responde su silencio monástico
y yo sé que está viva y que ha sido mampuesta
por el que ya está muerto…
Y la miro y me mira
y me gusta crear historias nuevas
sobre su duro cuerpo, cuentos de jade o jaspe
de musgo y plasma y rocas
y le pregunto por qué llora si no llueve
y le cuento historias grises como de piedras pómez en espumas de lavas
y me escucha, me escucha y no responde
su altar es el misterio
la imagino altiva, siglos atrás, a la escucha del canto gregoriano
recubierta de odas medievales y las canciones monódicas de los trovadores
en este cenobio en ruinas, armazón de un pasado dormido en el instante,
me voy y no se mueve
y vive, disfrazada con terciopelos nuevos, entre un polvo de tierra que la ama,
guarda en su corazón la inscripción enigmática del tiempo
del oro, del imán, de los metales símbolos de alquimias…
…todo pasa por ella, los átomos, los granizos, la humedad de la noche,
estática es eterna
y le cuento cosas y ella sabe que un día no sabrá de mí
y ella seguirá ahí
para saber qué pasa.

D.R. © Julie Sopetrán. 2017
España

<

div align=”center”>

D.R. © Ernesto Cisneros-Rivera. 2017
Ciudad de México

<

div>

Anuncios

21 comentarios

      • Amigo Ernesto, es un honor para mi estar en el HOSTAL DEL POETA, en tu casa. Tu recibimiento no puede ser más cariñoso. Te aseguro que me quedaré por mucho tiempo disfrutando de la palabra que es la que nos mueve y motiva. Creo que tú también, con palabras de Isabel, los dos, lo hbéis dicho tan bien… que hasta me habéis sacado los colores. Te diré, que vuestros halagos me suscitan nuevos versos y que mi arroyo hoy se llena de flores en sus orillas, no, no merezco tanto, pero sí lo agradezco de corazón, tanto a ti como a Ramón, como a Isabel, AdolfO… Gracias amigos por vuestra generosidad que también es POESÏA. Mi abrazo fuerte y mi cariño.

        Le gusta a 2 personas

      • El gusto ha sido mío y muy grande el poder recibirte a través de tu arte en el Hostal. Y creo que los amigos que han tenido a bien comentar sobre ti y tu trabajo estarán de acuerdo conmigo en que no son halagos, sino la verdad sobre la poesía que trovas. Honor a quien honor merece y más que merecidísimo el reconocimiento que recibes de parte de muchos.

        Te abrazobeso con cariño, amiga, y ha seguirle versando pa’lante.

        Le gusta a 1 persona

    • Amigo Ramón, gracias por tus palabras hacia mi persona y mi poesía. Te diré que yo también soy aficionada todavía, porque sigo aprendiendo, yo también aprendo de ti, tanto como tú de mi. Quedo muy agradecida a tus palabras. Mi abrazo fuerte.

      Le gusta a 3 personas

  1. Querida Julie, Ernesto a tenido a bien dejar al descubierto unas palabras mías que escribí sobre tu grandeza poética, y que tu sabes muy bien en qué grado de consideración te tengo. Así que no me queda más que darte la enhorabuena y felicitarte por este hermoso reconocimiento en el Hostal del Poeta y agradecerle a Ernesto tan maravillosa entrada.
    Un abrazo muy fuerte para los dos.

    Le gusta a 2 personas

  2. Te agradezco mucho que le hablaras tan bien de mi a Ernesto, y a él por haberte escuchado. Los dos formáis parte importante de mi grupo de amigos.Y a los dos os llevo en el corazón. Y a los dos os doy las gracias por traerme al Hostal de poetas. Muchas gracias compartidas. Os quiero.

    Le gusta a 2 personas

  3. Ciertamente el dominio que Julie tiene de la lengua española es admirable. En Hita (o tal vez en la cárcel que al parecer es una tradición en la literatura de este país) el Arcipreste elevó uno de sus primeros pilares, al que puede ser que pertenezca la piedra del segundo poema.
    Los versos de Julie fluyen con precisión, sin ningún tropiezo. El resultado, como se advierte en las dos composiciones seleccionadas, es una partitura. Esta musicalidad es evidente en el primer poema, donde al ritmo hay que sumar el cromatismo. El poema, recorrido por la sinestesia, se oye, se ve, se gusta en suma con todos los sentidos.
    En cuanto al segundo, ya lo comenté brevemente cuando Julie lo publicó en su weblog. En él aparece también la reflexión filosófica en su dimensión temporal. Esa piedra tapizada de musgo es un emblema de la eternidad, en ella se dan cita lo vivo y lo inerte. Pero sobre todo, como si de una fuente se tratase, de ella mana la inspiración que ha cuajado en este gran poema.
    Un abrazo para Julie y otro para ti, Ernesto. Enhorabuena a ambos, a ella por su trabajo literario, y a ti, dejando a un lado tus realizaciones como escritor, por esta labor de promoción y reconocimiento.

    Le gusta a 2 personas

    • Muchas gracias, Antonio, por tus palabras, por tu análisis, por tu generosidad. Lo agradezco y es para mi como un premio a este afán de escribir poesía, de transmitir sentimientos y conseguir esa pequeña obra de arte a través de la palabra… Tu comentario me ayuda a dar continuación a lo empezado. Muchas, muchas gracias amigo y maestro.

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s