Anhelo

Como lo prometí (en el Boletín semanal del domingo pasado; los inscritos al mismo les llevan ventaja al resto, queridos lectores; jejeje), aquí refresco del baúl de lo perdonable (eso espero) mi primer reto terminado de la forma soneto con todas las de rigor. Por la fecha del poema, se darán cuenta que yo llego más bien tarde que temprano a algunas cuestiones creativas, por lo menos en lo que a poesía se refiere, pero en mis divagaciones sobre cómo es que vine a convertirme en poeta, aclaro los por qués de esos retardos. La última palabra la tienen ustedes, lectores, Aquí les dejo el primer soneto de mi vida (creadora, que en la lectora han sido infinidad, comenzando con los de nuestro padre sonetista, el inconmensurable Petrarca).

Anhelo

Emoción, deslízate suavemente
por ese fino cristal donde breve
se divide imperceptible y tan leve
el reflejo de tu gracia silente.

Sigue la melodía de mi mente
que destila de la herida que, aleve,
me oculta el rostro bello donde abreve
el dulce cordial de amor que me aliente.

Emoción: ¿Mi deseo no te mueve
a mostrarme la figura anhelada
en la que habré por fin de sostenerme,

así que su dulcísima mirada
fluya por mi alma y pueda ya quedarme
entretejido en la presencia amada…?

D.R. © Ernesto Cisneros Rivera. 2015.
México, D. F.

D.R. © Ernesto Cisneros-Rivera. 2017
Ciudad de México

Anuncios

10 comentarios

  1. Es emocionante rescatar el primer beso, el primer recuerdo, el primer garabato que quiso ser dibujo, los primeros textos… Este soneto tiene la emoción de lo primero, se le nota en su anhelo y frescura, ¡oh deseo!, que delicia la juventud de este soneto.
    Gracias por compartirlo, amigo.
    Un gran abrazo y feliz fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

    • En efecto, Isabel querida, la memoria de lo primero, que el tiempo ha matizado para quitarle los filos y acentuarle lo suave, produce siempre una mezcla entre emoción y nostalgia dulce. Gracias por gustar de este mi primer soneto decente.

      Te mando un afectuosísimo abrazobeso transatlántico.

      Le gusta a 1 persona

  2. Qué maravilla de soneto, Ernesto. Lo digo sin considerarme experto en este arte, claro está. Pero mi oídos agradecen la música sutil y significativa que circula por estos versos. Sin duda un gran comienzo que, lejos de parecer el de un novato, es revelador de tus muchas lecturas y de la poesía que se cocía a fuego lento en el atanor de tu ingenio. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Generoso y gentil, Pepe. No importa no ser versado en la técnica del arte de que se trate, sino en que ésta logre traspasar el espíritu de quien la recibe, como parece ser que ha hecho este soneto contigo. Más que sastisfecho como autor, por ello. La mejor recompensa, sin duda.

      Te mando un fuerte abrazobeso, amigo, con mis mejores desoes siempre. (Disfrutando, por cierto, la lectura de “Las arcas de Noé”.)

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s