Un bardo moderno

Desde Sevilla, España, Antonio Pavón Leal (poeta, narrador y fotógrafo de maestría evidente en los tres rubros) comparte a través de su blog El bosque silencioso, para todo el mundo, su visión estética y humana de la vida y el ser humano. Si hay un rasgo peculiar que distingue a Antonio es que su desempeño en las tres áreas está guiado por un agudo sentido lírico. Leyendo u observando con detenimiento, según sea el caso, puede uno capturar una línea poética en su narrativa (cuento y novela) y en su fotografía, lo que en su obra lírica explota al máximo. Con algunas obras impresas y en formato digital, así como con su prsencia virtual, Antonio Pavón Leal regala, con esa generosidad nata que lo caracteriza, un auténtico bálsamo para nuestro espíritu, por medio de su quehacer creativo. No sé del todo si ésa es una de sus finalidades como creador, es probable que no y que sea un gesto espontáneo, natural, de su espíritu, pero de que sabe llegar a las almas sensibles, sabe. Su estilo es elegante, preciso y con un exquisito manejo de la lengua española. Leerlo, para el lego, es delicioso y para los poetas y narradores, una lección inapreciable del buen escribir. No me dilato más en esta presentación y paso mejor a compartirles dos ejemplos de su obra lírica, para que sean ellas las que hablen por su autor. Es un placer abrir El hostal del poeta a don Antonio Pavón Leal como mi primer huésped. ¡Ah!, y por favor no olviden que la mejor retribución que podemos darle a un escritor por lo que nos ha regalado con su obra es leerlo.

En desbandada

En desbandada
las golondrinas
surcan los cielos
se arremolinan

Por los espacios
enloquecidas
vuelan y vuelan
las golondrinas

Los barcos parten
dejan los puertos
alegremente
beben los vientos

Se alejan raudos
son puntos negros
que el horizonte
devora hambriento

Las gaviotas
que los seguían
han regresado
desfallecidas

Se picotean
y luego chillan
de vez en cuando
alzan la vista

Mira los trenes
de bote en bote
y a los viajeros
todos insomnes

Todos corriendo
con sus billetes
con sus maletas
por los andenes

Barcos y trenes
qué desatino
negros obuses
a ningún sitio

Las golondrinas
vuelan y vuelan
vuelve ya en ti
vuelve despierta

D.R. © Antonio Pavón Leal. 2015
España

Estaba de visita

Estaba de visita
en una casa extraña,
hablando por hablar,
escuchando, sonriendo,
una taza bebiendo
ya fría de café.
De pronto me levanto
mientras busco una excusa.
Callejeo sin rumbo.
No sé por qué me he ido.
Anuncios luminosos,
semáforos y coches,
bares de donde sale
un murmullo incesante.
Me detengo un momento
ante un escaparate.
Recorro con la vista
los objetos expuestos.
Parada del dieciocho.
En mitad de la plaza
San Fernando a caballo.
Un chirrido de frenos,
de puertas automáticas.
Permanezco de pie,
agarrado a la barra.
Finalmente me siento
y la causa comprendo
de mi desasosiego.
Me siento, te contemplo.

D.R. © Antonio Pavón Leal. 2016
España

D.R. © Ernesto Cisneros-Rivera. 2017
México
Anuncios

19 comentarios

  1. Sigo a Antonio y leo lo que escribe y estoy muy de acuerdo con tus palabras, Ernesto. Hermosa introducción a su poesía y son grandes poemas los que has elegido. Me ha gustado mucho su lectura. Felicidades Antonio, y gracias Ernesto por tan acertado trabajo. Un fuerte abrazo a los dos.

    Le gusta a 3 personas

  2. Me gustan estos versos breves y ágiles que sirven para narrar, y sumergirnos en los cuadros de sus escenas, conectar emotivamente con ellas. Enhorabuena a Antonio Pavón, cuyos finos y profundos comentarios ya tuve el gusto de leer en tu anterior blog, Ernesto. Y gracias a ti, por invitarle a este hostal. Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

  3. Muchas gracias, Ernesto, por hacerme el honor de ser el primer invitado a este hostal, a este refugio de los vates, de la poesía, de la creación.
    De la semblanza literaria y humana que trazas de mí sólo puedo decir que está mayormente dictada por el corazón, por tu corazón desbordante de nobleza. Esto que afirmo no hay que entenderlo en desdoro de tus otras cualidades (inteligencia, sensibilidad, empatía, vasta cultura…).
    Por supuesto, das en el clavo cuando hablas de mi “sentido lírico” que, como señalas, puede hacerse extensivo a toda mi producción, gráfica y escrita. Ese sentido de la belleza, que es una forma de conocimiento, marca mi norte. No hace falta citar las palabras de Dostoievski al respecto, las cuales me han parecido siempre tan certeras.
    Las dos composiciones que has escogido ponen de manifiesto tu perspicacia. Son dos composiciones antiguas, una de ellas (“Estaba yo sentado”) de juventud. El primer poema es una llamada a la conciencia de sí mismo (no hay que confundirlo con otra vuelta de tuerca al tan traído y llevado “carpe diem”). El segundo es un poema cuasi amoroso. Te reitero mi gratitud. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  4. Ya te lo comenté cuando anunciaste que ibas a dedicar esta primera entrada al gran escritor Antonio Pavón Leal, al que siempre leo que muchísimo interés. Su calidad como poeta es incuestionable, domina el verso, su musicalidad, su técnica, y sabe calar en el corazón de quien los lee.
    Has tenido un gran acierto en elegir estos dos poemas, ambos muy distintos pero con un compás que los une y a un ritmos que pasa de un allegro a un allegretto a cual más bello.
    Te felicito de corazón por esta gran entrada. Y le doy mi enhorabuena a Antonio Pavón, a quien tanto admiro.
    Un gran abrazo para ambos.

    Le gusta a 2 personas

    • No agrego más, pues lo has dicho bien, Isabel querida. Antonio es grande lírico. Me alegra mucho saber, por Antonio y su obra, lo bien recibido que ha sido este primer post de poeta huésped.

      Gracias por tus palabnras gentiles, amiga. Te mando grande y muy afectuoso abrazobeso. Feliz fin de semana.

      Me gusta

    • Gracias, Isabel. Acepto el título de escritor sin más adjetivos. Porque escritor, y también profesor, lo he sido siempre y lo seguiré siendo hasta el último suspiro.
      Gracias también por la valoración que haces de los dos poemas. Por tu propia experiencia sabes de lo que hablas. Por esa razón tu juicio literario tiene para mí una gran importancia. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Gracias por tus palabras, Antonio. Espero como tu seguir escribiendo “hasta el último suspiro”. Y como tu, he sido profesora y escritora de poesía científica (trabajos de investigación). Llevo pocos años en la literatura como escritora, y seré aprendiz en ello hasta el final de mis días.
        Un abrazo y feliz fin de semana.

        Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s